Los Baremos Indemnizatorios en las Pólizas de Seguros de Accidentes.

 

 

Una de las pólizas de seguros privado de accidentes que se están contratando mucho, especialmente por trabajadores autónomos, son aquellas en las que el capital asegurado está condicionado por un baremo, el cuál concreta la indemnización que se abona por la aseguradora en función de la lesión fisica padecida por el asegurado tras el accidente.

 

Este tipo de pólizas no son muy recomendables, pues el baremo indemnizatorio reduce considerablente el capital asegurado. De manera que si se produce el desgraciado accidente, el asegurado se encuentra con que la cuantía indemnizatoria suele ser muy reducida. No obstante, lo más importante de este tipo de pólizas, es que contienen clausulas limitativas de los derechos del asegurado que solo pueden producir plenos efectos si fueron expresamente aceptadas por éste en el momento de su firma.

 

¿En que consiste el baremo indemnizatorio?

En este tipo de pólizas el capital asegurado en su totalidad es prácticamente imposible percibirlo en caso de que se produzca el riesgo asegurado. De acaecer el accidente que da lugar a la lesión del asegurado, se toma como referencia una tabla de coeficientes porcentuales en las que la aseguradora de manera unilateral asigna un tanto por ciento a cada tipo de lesión. De manera que si el capital asegurado son 60.000 euros, y la lesión que se padece por el accidente es por ejemplo una fractura de un hueso del brazo como puede ser el radio, el baremo establecerá que para ese tipo de lesión la cuantía indemnizatoria es un porcentaje determinado del capital, puede ser en este ejemplo un 30%. Por tanto, en el caso que comentamos la indemnización sería de 18.000 euros por ser el 30% del capital asegurado que eran 60.000 €, no pudiendo percibirse el importe integro de esos 60.000 euros.

 

¿Son legales los baremos indemnizatorios en este tipo de pólizas?

Pues la respuesta es: depende. Para que los baremos indemnizatorios sean válidos y produzcan efectos deben ser expresamente aceptados por el tomador del seguro. Es decir, si cuando firmamos la póliza no se nos facilita el baremo para que lo estudiemos y demos nuestro consentimiento expreso al mismo mediante la correspondiente firma, no tendrá ninguna validez. Los baremos son limitativos de los derechos del asegurado, por ello deben ser aceptados para que tengan efectos. En caso contrario se podría reclamar a la aseguradora el cumplimiento del contrato por el importe total del capital que se asegura, en el caso comentado como ejemplo la cantidad sería de 60.000 €.,

¿Son abusivos los baremos?

La jurisprudencia del Tribunal Supremo distingue entre baremos limitativos de los derechos del asegurado y baremos abusivos. Los primeros son los relatados en el punto anterior, si son aceptados expresamente por el asegurado producen efectos, mientras que los abusivos no producen efectos ni siquiera aunque fueran aceptados por el tomador del seguro.

En el caso de los limitativos hay supuestos en los que se puede percibir el 100% del capital asegurado, son pocos pero los hay, como son en las lesiones de extrema gravedad: una paraplejia, amputación de piernas o de brazos. Mientras que en los baremos abusivos no hay ninguna posibilidad de percibir el importe total del capital asegurado sea cual fuera el tipo de lesión sufrida, es decir, siempre sufren una reduccion porcentual.

 

 ¿En qué parte de la póliza se contiene el baremo indemnizatorio?

Normalmente suelen contenerse en un anexo aparte al documento principal de la póliza. Es habitual que el mediador del seguro, no suministre este anexo con las condiciones generales de la contratación al tomador del seguro en el momento de la contratación. De manera que el asegurado firma el contrato con la idea equivocada de que suscribe una póliza de seguros con un determinado capital, cuando en realidad no es así. En el caso de producirse el accidente con la consiguiente lesión, es el momento es que la aseguradora descubre la existencia de este baremo que reduce en mucho la cuantía indemnizatoria en la mayoria de las lesiones.

Conclusión

Para que los baremos indemnizatorios de las pólizas de seguro de accidentes produzcan efectos debe cumplirse el requisito de la “doble firma”. Significa que debe firmarse por el tomador del seguro tanto el contrato principal donde se contienen las clausulas delimitadoras del seguro, como el anexo aparte donde se contienen las claúsulas limitativas entre las que se encuentra el baremo o tabla indemnizatoria. Si no se cumple este requisito, la aseguradora no podrá limitar la cuantía a indemnizar y deberá abonar el total del capital asegurado.

 

 

Teodoro Pérez Guerrero.

Abogado Especializado en Responsabilidad Civil y Seguro

 

 

Deja un comentario

Perez Guerrero Abogados te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Teodoro Pérez Guerrero como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de José Antonio Vázquez Quián (proveedor de hosting de Perez Guerrero Abogados) dentro de la UE. Ver su política de privacidad.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info @ perezguerreroabogados.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: www.perezguerreroabogados.com, así como consultar mi política de privacidad.